En esta entrada váis a aprender la mejor forma de limpiar rodapiés o zócalos. Sin importar el material del que estén hechos, ya que vamos a daros trucos que os servirán en cada uno de los casos.

Como veréis, limpiar rodapiés es una tarea muy sencilla. Da igual que sean rodapiés blancos, rodapiés baratos o que estén hechos de cualquiera de los materiales que incluimos en el post. Sin embargo, a menudo pasamos esta tarea por alto. O bien porque no nos damos cuenta de su presencia o bien porque hacemos una limpieza rápida sin prestarlos atención.

Si queréis que esto no vuelva a pasaros, seguid leyendo. No importa que los rodapiés sean altos o bajos. Conseguiréis una limpieza eficaz a la altura de cualquier otro objeto o superficie que hayáis limpiado correctamente.

Cómo limpiar rodapiés de madera y hacerlos brillar

Cómo limpiar rodapiés de madera y hacerlos brillar

Utiliza la mopa o aspiradora para limpiar el polvo y suciedad superficial de la madera

Si el zócalo o rodapiés está hecho de madera, debemos proceder del siguiente modo:

  1. Ayudados de una mopa, paño de microfibra o aspiradora, eliminamos la suciedad y polvo superficial acumulada.
  2. En un cubo de agua, creamos una solución jabonosa. Compuesta de agua y jabón o detergente para madera.
  3. Con un paño de microfibra, recorremos el rodapié o zócalo. En esta ocasión, incidimos de forma más intensa hasta que veamos que la superficie empieza a brillar.

Durante todo el proceso, debemos ser cuidadosos con la pintura de la pared. Evitando el uso de fregonas y no extendiendo la solución jabonosa por la pared. ¡Así de fácil!

Cómo limpiar rodapiés de pvc con vinagre para quitar el polvo más facilmente

Cómo limpiar rodapiés de pvc con vinagre

El vinagre es un eficaz remedio natural para quitar la suciedad de los rodapiés

Limpiar el rodapiés de PVC también es sencillo, pero para obtener mejores resultados utilizaremos una nueva fórmula. Para ello, sustituiremos el jabón del consejo anterior por vinagre. Limpiaremos el zócalo de la siguiente forma:

  1. Al igual que el caso del rodapiés de madera, llevaremos a cabo una limpieza de la primera capa de polvo o suciedad. Conviene evitar la escoba o fregona, tal y como antes señalamos. Utilizando en su lugar la fregona o mopa, preferentemente suave.
  2. Vertemos en un medio litro de agua, en el que disolvemos un vaso de vingre de vino o manzana. Si el rodapiés no está arañado, podemos aplicar una cantidad mayor de vinagre en la disolución.
  3. Con nuestro producto casero creado a base de vinagre y agua, humedecemos el trapo de microfibra. A continuación, recorremos la superficie de PVC limpiando siempre en la misma dirección. Veremos que el trapo desliza mucho mejor en la limpieza que en el zócalo de madera.

Cómo limpiar rodapiés de cerámica con agua y limón con buenos resultados obteniendo además un agradable olor

Cómo limpiar rodapiés de cerámica con limón

Para la cerámica, puedes utilizar limón. Un truco natural de agradable olor

Para limpiar el rodapiés o zócalo de madera la única dificultad adicional está en las juntas. Pero, como verás, siguiendo nuestras instrucciones eso no será ningún problema.

  1. Limpia la suciedad de la superficie de la misma forma que en los casos anteriores. Para las juntas, utiliza un cepillo de dientes humedecido en agua. No es necesario que frotes mucho en este primer paso. Te servirá para ver hasta qué punto se ha acumulado suciedad en los resquicios.
  2. Vierte en un litro de agua caliente un limón partido en cuatro partes. Cuando hayan pasado unos minutos, comprobando que el agua no te queme, exprime su zumo en el agua.
  3. Introduce en el cubo el paño de microfibra, de modo que absorba el agua con limón. Introduce también el cepillo que has utilizado antes.
  4. Con el paño de microfibra, recorre el rodapiés. Cuidando no tocar la pintura. Ve de izquierda a derecha y, cuando termines, empieza por el repaso a las juntas
  5. Con el cepillo de dientes humedecido en el agua y limón, recorre de arriba a abajo las juntas. Frota con fuerza pero con cuidado de no irte a la pintura.

 

Esperamos que estos consejos para la limpieza de zócalos os sirvan de utilidad. Y nunca olvidéis que la limpieza es el primer paso para la higiene, pero no el único. ¡Echad un vistazo al resto de nuestros post para comprobarlo!