Día a día, desde Hygiene Plus conversamos con muchas personas que nos hablan de malas experiencias de hospedajes. Nos cuentan que la higiene no ha sido buena y que quieren saber cómo poner una reclamación en un hotel en el que se han alojado.

En Hygiene Plus entendemos la situación. Son muchas las ocasiones en las que una mala higiene y cuidado de las instalaciones repercute en el cliente. Llegando a ocasionarle perjuicios, como contraer hongos. O haciéndole sentir inseguro por el estado de limpieza y de aparente insalubridad del lugar en el que se encuentra.

Son ya varios los años que llevamos haciendo posible que hoteles y establecimientos ofrezcan garantías de higiene a sus clientes. Por eso, hemos escuchado experiencias de todo tipo y hablado con especialistas sobre cómo pueden abordarse estas malas experiencias.

En este post, vamos a contaros cómo poner una reclamación en un hotel por falta de higiene. O por cualquier otra parte del servicio que no haya sido satisfecha. Seguid leyendo y aplicad lo que os contamos si el trato y servicio recibidos no han sido los correctos.

Elegir bien el alojamiento para evitar futuras reclamaciones

 

Poner una reclamación en un hotel u otro establecimiento no es un trámite agradable. Además de la experiencia vivida, hemos de enfrentarnos a situaciones incómodas que pueden convertirse en muy tensas. Dada la muy posible discrepancia que existirá entre encargado del establecimiento y usuario.

Como siempre sucede, la mejor forma de curar es prevenir. Por eso, antes de encontrarnos con esta circunstancia existen algunas acciones que podemos tomar para ahorrarnos malos momentos. Y para las que internet puede sernos de gran ayuda.

La primera es ver su información general. El número de estrellas antes era de mayor ayuda, pero sigue siendo una referencia a tomar en cuenta. Aunque cada vez el sistema ofrece menos garantías, los requisitos para obtener estrellas existen. Y un hotel u hostal que tenga solo una tienen menos obligaciones, a pesar de que mantener la correcta higiene siempre debería ser una de ellas.

Además del número de estrellas, las opiniones de los usuarios que han pasado por el hotel tienen mucho valor. Al tratarse de opiniones desinteresadas, su fiabilidad es mayor. Y además recogen aspectos del establecimiento que pueden ponernos en alerta y evitarnos malos momentos o reclamaciones futuras.

Cuando podemos poner una reclamación en un hotel

Cuando podemos poner una reclamación en un hotel

Existen muchas situaciones en la que es legítimo poner una reclamación en un hotel. Con más razón si estaba recogido expresamente en el contrato y nosotros lo hemos leído para conocer todos sus detalles.

Para no llevarnos sorpresas, es importante que no pasemos por alto ninguna información, por muy pequeña que sea. De esta manera estaremos seguros de que no pagaremos sobrecostes. O tasas con las que no contamos, como ocurre en ciudades de otros países que ofrecen diferencias con respecto al nuestro.

Además de lo que el contrato recoge, existen otras razones que pueden permitirnos reclamar y cancelar nuestra estancia. Con la consiguiente anulación del contrato y la devolución de los pagos pertinentes.

Una de las más relevantes es la de un caso de publicidad engañosa. Si el hotel ofrece a través de diferentes vías de comunicación una imagen diferente a la realidad puede ser denunciada. La OCU advierte sobre este hecho y la única forma de que el hotel no incurra en una irregularidad es informar con antelación al futuro huésped.

Cuando poner una reclamación en un hotel por falta de higiene y limpieza

Cuando poner una reclamación en un hotel por falta de higiene y limpieza

Cuando el estado de la habitación no cumple con unos mínimos de limpieza puedes reclamar. También si has contraído algún tipo enfermedad derivada de una negligencia o falta de cumplimiento con las normas básicas de higiene por parte del establecimiento.

Si la limpieza no es la adecuada también puedes emitir una queja. Esta tendrá más fuerza si el estado de las instalaciones no se corresponde con el mostrado en fotografías u otras formas de comunicación.

Por último, los ruidos y olores también pueden ser motivo de reclamación en un hotel y de resolución de un contrato. La superación del número de decibelios máximo por ley es además penalizable. Y en algunos casos puede ser superada si existen máquinas trabajando cerca de la habitación.

Cómo poner una reclamación en un hotel de la forma correcta

Cómo poner una reclamación en un hotel de la forma correcta

Una vez repasado el contrato, tenido en cuenta los puntos anteriores y viendo que el hotel ha incumplido alguno de los aspectos mencionados, llega el momento de reclamar. Como decíamos no se trata de una situación agradable, por lo que debemos mantener la calma y llevar preparados los puntos no satisfechos del contrato o servicio.

El primer paso será tratar de llegar a un acuerdo. En ocasiones, el propio hotel u hospedaje asume el error cometido y facilita las cosas para enmendarlo. Esta situación es la mejor posible, dado que a la satisfacción de demanda por parte del cliente se añade la profesionalidad con el reconocimiento de la situación. En ocasiones esto se produce y es muy valorado por los usuarios.

Si no se ha podido llegar a un acuerdo, se procede a pedir las hojas de reclamaciones. Es importante que estas se rellenen antes de dejar el establecimiento. Y que guardemos una de las copias como documento que recoja nuestra queja, que entregaremos en una oficina de consumo de la localidad.

En la hoja de reclamaciones expondremos de la forma más completa posible lo sucedido. Añadiendo los puntos del contrato que no han sido cumplidos, nuestras advertencias del estado de las habitaciones etc. Se trata de documentar del modo más claro y detallado todo lo sucedido.

Para hacer llegar nuestra queja a la oficina de consumo correspondiente, existen diferentes formas. En Madrid, por ejemplo, el proceso puede llevarse a cabo on line. A través de la información de la web o la proporcionada en la sede a la que acudamos completaremos toda la información necesaria para seguir avanzando en la queja y obtener la indemnización correspondiente.

Evita las malas experiencias buscando el Certificado H+ en los lugares en los que te alojes

Si tiene el Certificado H+ no tendrás que poner una reclamación en un hotel por falta de higiene

Como decíamos anteriormente, la mejor forma de evitar tener que poner una reclamación en un hotel por falta de higiene es asegurándote de que cuenta con el Certificado H+. Si es así, sus instalaciones han sido sometidas a un exhaustivo análisis. Y todos sus trabajadores y encargados formados para conocer y cumplir con los procedimientos adecuados en materia de higiene.

Cada vez son más los establecimientos que cuentan con este distintivo. Y han visto como el número de clientes satisfechos crecía y su negocio contaba con un valor añadido mayor. Algunos de nuestros hoteles y residencias como Mad Hostel, Residencia Ciudad Patricia y Jorge Juan incluso preguntaron a sus clientes por el impacto del Certificado H+. Además de ver cómo el número de reservas crecía, también han visto cómo lo hacía la satisfacción de sus clientes.