Hacerse un piercing o un tatuaje puede ser un momento muy especial. Cada día son más las personas que deciden dar el paso. Hoy, resulta casi más complicado ver a una persona que no tiene un tatuaje en el brazo, en la espalda, en la pierna o en cualquier otra parte de su cuerpo. Y lo mismo sucede con los pierciengs, en los que las orejas dejaron hace mucho tiempo de ser el lugar preferido de quienes se lanzaban. Ahora, la nariz, el ombligo, la ceja, la lengua o el tragus tienen casi la misma popularidad.

Cómo prepararte para un tatuaje eligiendo el tamaño y la forma

                  

Además de los factores higiénicos, de las que hablaremos más tarde, es importante que tengas en cuenta varias cuestiones antes de hacerte un tatuaje.

En primer lugar, debes tener claro el diseño y el tamaño. Algunos de los más populares durante los últimos años han sido los tatuajes árabes, vikingos, egipcios o tribales. También hay clásicos, como el dragón, los tatuajes de mariposas o de símbolos como la luna y el sol. Respecto al tamaño, hay tatuajes sencillos para aquellos que quieren algo más discreto. Y otros tatuajes grandes y espectaculares para quienes quieren cubrir completamente su brazo, pierna o espalda. Lo más importante es que encaje contigo.

Por último, si aún no lo tienes claro, siempre puedes hacerte un tatuaje de henna. También te recomendamos que hagas o veas varios bocetos antes de decidirte.

Cómo prepararte para un tatuaje eligiendo el lugar apropiado

Estudio de tatuajes

A pesar de que hoy en día casi todos los centros de tatuajes y piercings cumplen con los protocolos de limpieza e higiene, es importante elegir bien. Para ello, pregunta por el cumplimiento que regula este tipo de actividades en la comunidad de Madrid. Si cumplen con él, contarán entre otras con un área de espera. Un área de preparación de material dónde estarán entre otras cosas la aguja y máquina de tatuar y un aseo. Éste deberá contar con lavamanos, aseo con inodoro y elementos de higiene necesarios. Si quieres saber más sobre los requisitos que se les exigen, puedes entrar en esta entrada de nuestro blog.

Ahora que te has decidido, descubre cómo prepararte los días antes para hacerte tu tatuaje

Crema para cuidados de tatuaje

Ya sabes qué tatuaje con significado (o no) vas a hacerte. Solo te queda una semana para ir a ver al tatuador y que se ponga manos a la obra.

Si aún no lo has hecho, lo primero que debes hacer es hablar con tu médico. O chequear tu propio historial. Seguramente no estés tomando ningún medicamento o tratamiento incompatible con un tatuaje. Pero debes asegurarte.

Las veinticuatro horas previas al tatuaje es recomendable que no bebas alcohol. Ni que tomes analgésicos. Hacerlo puede llevarte a un mayor sangrado cuando te estén haciendo el tatuaje.

Compra todas las cremas que necesitarás una vez terminado el tatuaje. No siempre están disponibles en el estudio de tatuaje y es importante que te las apliques desde el primer momento. El cuidado posterior es fundamental.

Mantén la piel hidratada y limpia antes del momento de la verdad. Tanto por una cuestión de higiene como para facilitar la labor al tatuador. Piensa también en que, a más tamaño, más tiempo pasarás con él. Por eso, es recomendable que no te sientes a hacer el tatuaje con hambre o ganas de ir al baño. Sé previsor.

Por último, te recomendamos también que eches un vistazo a esta entrada de nuestro blog. En ella encontrarás los riesgos de salud que implica hacerse un tatuaje. Elige bien el centro y reducirás drásticamente la posibilidad de cualquier contagio.

Piercing en el ombligo, piercing en la nariz, piercing en la lengua y otros piercings populares

Piercing en el ombligo

La ventaja de hacerse un piercing frente a un tatuaje es que éste no es permanente. En ocasiones, el agujero no cierra. Pero este es el único rastro que el pendiente deja en nuestro cuerpo.

A pesar de que el piercing en la oreja fue durante muchos años prácticamente el único que existía, hoy casi cualquier parte del cuerpo puede llevar un piercing. La moda del piercing en la oreja para un hombre pasó, y ahora es casi más sencillo verlo en otras partes de su cuerpo. El tragus también tuvo un momento de gran popularidad, que solo se mantiene en parte.

Tu umbral del dolor, un importante factor para elegir dónde hacerte el piercing

                                                                                Umbral del dolor en piercings

Al igual que sucede con los tatuajes, hay lugares del cuerpo que tienen un mayor número de terminaciones nerviosas. Eso influye en los niveles de dolor a los que se somete a nuestro organismo. Aunque hay distintas opiniones al respecto, parece ser que los piercings en la lengua, el septum, la nuca o el tragus son considerados los más dolorosos. Otros, que quizás lo sean menos pueden causar un gran impacto, como el piercing de la ceja o la nariz. Te recomendamos que tengas en cuenta este factor antes de ponerte tu pendiente. O que cuentes con él para no llevarte sorpresas.

Cómo prepararte para un piercing, también con salud e higiene

Cosas que tener en cuenta antes que hacerse un piercing

Dado que los piercings suelen realizarse también en centros de tatuajes, las medidas que estos deben cumplir son comunes en ambos casos. Te recomendamos que las tengas en cuenta. A pesar de que el contacto con la aguja en el piercing es muy corta, también entraña riesgos.

Al igual que en el caso anterior, es importante que hables con tu médico. Existen determinados piercings que pueden ser fácilmente rechazados. Y que requieren de unos cuidados específicos. Contrasta también esta información en tu centro de tatuajes e incluso en la farmacia. Este establecimiento, aunque limitado a las orejas, lleva mucho tiempo haciendo piercings.

Ten en cuenta las alergias y contraindicaciones. El material del piercing en ocasiones produce reacción en algunas personas. Por otra parte, no se recomiendan al estar embarazada, o al estar tomando anticoagulantes. Ten esto en cuenta antes de acudir al centro.

Centros de Tatuajes y Piercings certificados en higiene

Establecimiento certificado en higiene por Hygiene Plus

Por último, si quieres asegurarte de que la higiene del centro es completa, pregunta por el Certificado H+. Todos los establecimientos que cuentan con él automáticamente han cumplido con las normativas exigidas en materia de salud e higiene. Si quieres quedarte tranquilo y acudir a un centro de la máxima confianza, pregunta por el certificado. Y si quieres saber más sobre él, pincha aquí.