Últimamente podemos encontrar un montón de recetas o procedimientos para hacer nuestros propios productos de limpieza caseros. Con este tipo de productos, podemos evitar los componentes químicos, aditivos y colorantes que se usan en muchos de los productos que compramos en el supermercado, además de contribuir con el medio ambiente, evitando los plásticos del empaquetado y demás efectos adversos. En este caso, os propongo una receta que he probado y que por su componente cítrico, la naranja, me resulta muy refrescante para verano: hoy vamos a preparar jabón casero.

Receta para 1kg de jabón casero con olor a naranja

Ingredientes:

  • 1 kilo y 20 gramos de aceite de oliva
  • 136 gramos de sosa cáustica
  • 340 gramos de infusión de piel de naranja (explicada a continuación)
  • Ralladura de la piel de una o dos naranjas
  • Báscula de precisión
  • Espátulas
  • Molde de jabón
  • Recipientes varios
  • Termómetro que alcance los 100ºC
  • Materiales de seguridad: guantes, gafas y mascarilla desechable

¿Cómo lo hago?

  1. En primer lugar prepararemos la infusión de naranja y para ello necesitamos 550 gramos de agua destilada ( es importante que sea destilada y no agua del grifo, ya que la primera no contiene determinado tipo de iones que pueden estropear el producto final) y la piel de 1 o 2 naranjas. Ponemos a hervir el agua destilada con los trozos de piel de naranja durante unos 10 minutos. Después debemos dejar enfriar la infusión y colarla y guardarla en la nevera durante ¡un día completo! Además, rallaremos la piel de una o dos naranjas y la dejaremos secar en el horno a una temperatura baja o incluso al sol, ahora que es verano. Una vez secas las ralladuras, molemos con ayuda de un mortero, más o menos la mitad.
  2. Una vez tengamos estos preparativos, podemos proceder a elaborar el jabón. Lo primero que vamos a hacer es pesar la infusión y la sosa caústica; para ello es importante que nos pongamos TODAS las protecciones mencionadas ya que la sosa es un producto muy corrosivo. En el caso de la infusión, si falta agua por evaporación, simplemente debemos añadir más agua destilada hasta completar los 340 gramos. Después de haber pesado estos dos ingredientes, lo que vamos a hacer es añadir la sosa a la infusión de naranja (nunca al revés) de forma paulatina y removiendo continuamente con una espátula. Esta mezcla reacciona y puede alcanzar temperaturas de 70 grados centígrados. Debemos introducir el termómetro y dejar reposar la mezcla hasta que baje la temperatura a los 45ºC.
  3. Mientras tanto podemos ir pesando el aceite de oliva en la báscula. Una vez tengamos la cantidad necesaria, debemos calentarlo con la ayuda del termómetro a 45ºC, sin dejar que llegue a temperaturas más altas. En un recipiente nuevo, volcamos con cuidado el aceite caliente y vamos añadiendo la mezcla con la sosa muy lentamente y removiendo continuamente. Una vez vemos, que el jabón va cogiendo textura podemos darle unos toques con la batidora para conseguir una mezcla homogénea. Una vez que esté suficientemente espeso, añadimos la piel seca de naranja molida y por último lo añadimos al molde para hacer jabones. Más tarde añadimos la  la piel de naranja seca rallada por encima para decorar. Por último envolvemos el molde en papel film transparente y una sábana o tela para mantener el calor.
  4. Un día más tarde (24h) podremos sacar el jabón del molde y cortarlo, dejándolo reposar 4 semanas para poder usarlo o ¡como un bonito regalo para familia y amigos!

Esperamos que os haya gustado la receta y si os animáis a hacerlo, dejadnos vuestros comentarios.

Jabones

Jabón casero con olor a naranja

 

Puedes encontrar opiniones de higiene y limpieza en www.hygienisimo.com y si crees que la higiene de algún lugar que frecuentas puede mejorar, recomiéndales nuestro Certificado H+. Puedes ver los establecimientos que ya lo tienen haciendo click aquí.