En nuestra página de Certificado H+ seguimos ampliando para vosotros nuestra guía de gérmenes patógenos. En esta ocasión vamos a hablaros del helicobacter. También conocido como bacteria pylori, helicobacter pyolri o pylori helicobacter.

Entre las particularidades de esta bacteria se encuentra su gran capacidad para sobrevivir en el estómago del ser humano.  También el elevado número de personas que son portadores de ella y su estrecha vinculación a dolencias estomacales.

En esta entrada vamos a hablaros de los aspectos más importantes que debéis conocer sobre ella. Desde el test helicobacter pylori y las formas en las que se lleva a cabo hasta la dieta que conviene llevar a cabo si se padece. Y, como siempre, si tenéis dudas o queréis hacer alguna aportación, podréis escribir en nuestro apartado de comentarios.

Qué es el Helicobacter

Qué es el helicobacter

Se estima que la mitad de la población del mundo tiene helicobacter.

El helicobacter es una bacteria grammnegativa, al igual que sucede con algunas otras comentadas en nuestra guía. Su forma es helicoidal y muchas personas que la padecen ni siquiera son conscientes de ello. No presentando ningún síntoma o alteración significativa de la salud al portarla.

A pesar de encontrarse en uno de los lugares más difíciles para la supervivencia de una bacteria, el helicobacter pylori ha desarrollado diferentes mecanismos para poblar  su interior. Por un lado, a través de la aureasa, una encima capaz de neutralizar la acidez del estómago. Por otro, gracias a su forma en espiral, con la que puede atornillarse al epitelio de este órgano.

En cuanto a su estructura, tiene una longitud aproximada de 2,95 micras. Y un diámetro de 4,9. Dispone además de una media de cinco flagelos y sus requerimientos de oxígeno son menores de los de otras bacterias. Pudiendo sobrevivir con cantidades inferiores a las que se respiran en la atmósfera.

Se estima que la mitad de la población del mundo tiene helicobacter en su estómago. En una u otra medida.

Helicobacter pylori síntomas

Helicobacter pylori síntomas

El Helicobacter dispone de mecanismos para introducirse dentro de la mucosa estomacal.

Que el Pylori Helicobacter sea conocido como “la bacteria del estómago” nos permite hacernos una idea de sus síntomas. El aparato digestivo, concretamente el estómago, es a menudo el que avisa de su presencia. Sin embargo, en muchas ocasiones esta bacteria resulta inocua para el ser humano. Por lo que muchas personas no padecerán ningún dolor o enfermedad a pesar de convivir con esta bacteria dentro de su cuerpo.

La situación será distinta si las bacterias han llegado a infectar el estómago del huésped. En ese caso sí se presentarán síntomas concretos, que a menudo están relacionados con úlceras y otras enfermedades estomacales.

Entre los síntomas más comunes de personas infectadas por Helycobacter Pylori, se encuentran los siguientes:

  • Dolor en la parte superior del abdomen
  • Vómitos y náuseas
  • Pérdida de apetito
  • Inflamación o sangrado, a menudo como consecuencia de una úlcera
  • Vómitos y naúseas

En caso de padecer de forma regular alguno de estos síntomas, es conveniente hacerse el test de helicobacter pylori. A continuación os contamos más sobre cómo se realiza esta prueba.

Test helicobacter pylori

Existen distintas formas de realizar un test de helicobacter pylori. Y saber de esa manera si algunas de las afecciones que se están padeciendo tienen a esta bacteria como responsables. La prueba debe ser supervisada por un médico, que también evaluará sus resultados.

Pruebas de aliento: Es una de las más utilizadas por su sencillez y comodidad para el paciente. La persona a la que se está realizando la prueba ingiere una solución que contiene urea. En el caso de que la bacteria pylori esté presente, la urea ingerida se convierte en dióxido de carbono. Una vez transcurridos entre nueve y once minutos, se comprueba a través de la exhalación del sujeto si la urea se ha transformado en dióxido de carbono.

Biopsia: Se trata de la prueba más fiable, aunque también la más incómoda y aparatosa. A través de una endoscopia, se extrae del estómago una pequeña muestra de tejido del estómago. Una vez analizada, se puede determinar si existen úlceras y otras afecciones estomacales. Y comprobar si éstas están relacionadas con una infección por helicobacter.

Exámenes coprológicos y de sangre: Para la detección de esta bacteria también pueden llevarse a cabo este tipo de exámenes. En el primer caso se toma una muestra de las heces, mientras que en el segundo se comprueba si existen anticuerpos de esta bacteria en el organismo.

Gastritis por helicobacter

Gastritis por helicobacter

La afección más habitual causada por helicobacter es la gastritis.

La dolencia más habitual consecuencia de la presencia de helicobacter es la gastritis. Por eso, no es de extrañar que en muchas ocasiones se relacione esta afección estomacal con la presencia de esta bacteria en el organismo.

La gastritis se produce cuando el tejido que recubre la pared del estómago llamado mucosa gástrica, se inflama. Se trata de un mecanismo de defensa contra la acidez excesiva. Existen casos tanto de gastritis aguda como crónica.

En algunos casos, la presencia del helicobacter puede ser inocua para el huésped, pero no en todos. Cuando se produce una infección por esta bacteria el ph del estómago también puede cambiar. Produciéndose acidez, reflujo y otros síntomas relacionados con la gastritis.

Además de gastritis, el helicobacter puede producir otro tipo de dolencias y afecciones, como señalábamos arriba. Las úlceras también pueden ser consecuencia de la infección por parte de esta bacteria.

Helicobacter pylori tratamiento

helicobacter tratamiento

El conocido protector de estómago Omeprazol suele utilizarse en el tratamiento de helicobacter.

Dada la capacidad de esta bacteria de sobrevivir en el estómago, resulta difícil erradicarla. Sin embargo, como hemos señalado lo importante no es la presencia de helicobacter. Sino tener controlada o erradicada la posible infección que puede haber producido en el estómago.

A menudo los tratamientos contra pylori contemplan la ingesta de más de un medicamento. Suelen diagnosticarse antimicrobianos, y también compuestos utilizados para el tratamiento de úlceras, como las sales de bismuto.

Entre los fármacos que mejores resultados han arrojado para erradicar esta bacteria se encuentran la amoxicilina, la tetraciclina, la claritromicina y el omeprazol, conocido como protector estomacal. Generalmente, el tratamiento resulta de una combinación de distintos fármacos, entre los que pueden encontrarse los mencionados.