En esta ocasión, vamos a hablaros en nuestra guía de la bacteria Vibrio Parahaemolyticus. Un gérmen patógeno que se encuentra sobre todo en ambientes marinos. Aunque no es tan nociva para el ser humano como la Escherichia Coli o la Legionella, da también lugar a distintas infecciones. Y comparte con la salmonela un importante incremento de casos de intoxicación durante el verano.

¿Qué es la bacteria Vibrio parahaemolyticus? 

Se trata de un germen patógeno correspondiente al tipo de bacteria de los vibriones. Se la incluye dentro de la categoría de gram negativo. No cuenta con cápsula ni espora, y es móvil. Muere a temperaturas de más de sesenta grados en una exposición mayor a los veinte minutos. Y también en un entorno de congelación.

Dónde se encuentra la bacteria vibrio parahaemolyticus

Entorno de la vibrio parahaemolyticus

El mar y los medios marinos son el medio más habitual de este germen patógeno

Como señalábamos al principio, este microorganismo se desarrolla principalmente en entornos acuáticos. Por esta razón, son los pescados y los mariscos los principales portadores de la bacteria. La mayor parte de casos de intoxicación se producen en verano, momento de mayor consumo de estos alimentos en lugares como chiringuitos de playa. La época estival también trae consigo un mayor número de casos de intoxicación por otras bacterias, como la salmonella.

Vibrio parahaemolyticus, qué enfermedades causa

Las intoxicaciones por este microorganismo son frecuentes, sobre todo en época estival. Al contrario que otras bacterias, el daño que produce en individuos sanos no va más allá de una gastroenteritis, de mayor o menor intensidad. En el caso de individuos con sistema inmunológico debilitado puede producir fiebre, daños cutáneos o infecciones en otras partes del cuerpo, como el oído.

Quién descubrió la bacteria vibrio parahaemolyticus

Nigiri de atún rojo contaminado por vibrio parahaemolyticus

El pescado poco o nada cocinado puede dar lugar a intoxicación de la bacteria

Dado que este germen se encuentra en medios acuáticos, no es de extrañar que su descubrimiento se produjese en un lugar rodeado de agua. Fue el japonés Tsunesaburo Fujino, en 1950 quien identificó por primera vez esta bacteria. En sus investigaciones, detectó su presencia en unas sardinas semisecas. Japón es uno de los países en los que se producen más intoxicaciones por vibrio parahaemolyticus. La razón es que es uno de los lugares en los que más pescado y marisco crudo se consume.

Cómo prevenir intoxicaciones por vibrio parahaemolyticus

En primer lugar, comprobando que el marisco o pescado que vamos a consumir se encuentra fresco. Y almacenándolo siempre en lugares que lo mantengan refrigerado, ya que esto cesa la multiplicación del gérmen. En segundo, cocinando debidamente estos alimentos. La bacteria muere en entornos de congelación y cuando es cocinada a más de sesenta grados en periodos que superan los quince minutos. También debemos tomar las medidas necesarias para evitar la contaminación cruzada.