La refrigeración de los alimentos constituye un principio básico para evitar enfermedades alimentarias. Y no tenerlo en cuenta puede poner en riesgo tu salud. Además de la de todos aquellos que consuman un alimento que no ha sido debidamente almacenado y conservado.

Como habéis podido ver en entradas de nuestra Guía de Gérmenes patógenos, muchas de las bacterias y gérmenes se transmiten a través de los alimentos. Jugando la temperatura un papel muy importante en la forma en la que estos sobreviven y se multiplican. Precisamente por eso, debes considerar la refrigeración como uno de los aspectos clave cuando trabajas con alimentos. Y no escatimar jamás esfuerzos en controlarla y mantenerla de forma adecuada.

Si quieres saber todo lo necesario sobre la refrigeración de alimentos, sigue leyendo. Al final del post encontrarás además un truco básico relacionado con la ruptura de la cadena de frío. Junto con cámaras frigoríficas que te recomendamos por sus prestaciones y garantías.

La multiplicación bacteriana en la incorrecta refrigeración de los alimentos

La multiplicación bacteriana en la incorrecta refrigeración de los alimentos

La carne y otros alimentos frescos deben conservarse siempre refrigerados

Uno de los mayores riesgos de no mantener la refrigeración de los alimentos es el impacto que esto tiene en los patógenos. A ciertas temperaturas, sobre todo cálidas, los gérmenes se multiplican de forma exponencial. Cada tipo de alimento soporta mejor la temperatura y el ataque bacteriano, pero no debemos confiarnos. Su proliferación en todos los casos siempre es alta cuando se pasa de cierta temperatura.

Algunos de los patógenos transmitidos a través de alimentos, como la Salmonella y el E.Coli, resisten a un amplio rango de condiciones climatológicas. Multiplicándose en ambientes que van desde los 5º a los 65º. Y sin demasiada dificultad. Cuanto mayor sea la temperatura de conservación, mayor será el riesgo al que estarás expuesto.

Alimentos que necesitan de una mayor y más rápida refrigeración

Alimentos que necesitan de una mayor y más rápida refrigeración

Los lácteos deben ser conservados en frío, así como los postres que se preparan con leche

Cuando hablamos de la refrigeración de los alimentos, la mayoría de las intoxicaciones alimentarias que se producen provienen del consumo de productos frescos. Especialmente de pescados y mariscos. La rápida multiplicación bacteria afecta también de forma drástica a los lácteos y los huevos, como consecuencia de su correcta conservación y preparación.

A continuación, os dejamos una lista de la temperatura aconsejada para tipos de alimento. Así como el tiempo recomendado de conservación una vez que han sido sacados de su atmósfera protectora:

  • Carne picada y pescado fresco: Dos días
  • Pescados y carne cocidos: Entre dos y tres días
  • Carne cruda en buen estado y bien conservada: Tres días
  • Verduras cocidas: Entre tres y cuatro días
  • Leche abierta, postres caseros elaborados con leche: Tres días
  • Huevos: Entre dos y tres semanas

Debes prestar especial atención a las carnes. Pero sobre todo a los pescados y mariscos. Si no los metes rápidamente en el frigorífico o congelador y no los preparas correctamente correrás un mayor riesgo de intoxicación.

La refrigeración de alimentos y la cadena de frío

La refrigeración de alimentos y la cadena de frío

La cadena de frío es el proceso controlado de temperatura de los alimentos

Seguro que has oído hablar muy a menudo de la cadena de frío. Y de la importancia que supone no romperla, por los problemas que puede implicar en el consumo de tus platos. A continuación te explicamos qué es y por qué debes respetarla.

La cadena de frío, o red de frío como también se conoce, es el proceso que abarca el transporte y conservación de un alimento hasta que llega a nuestro plato.  Hay procesos de control de la cadena de frío para alimentos pero también de la cadena de frío para vacunas. Por sus características, los medicamentos también deben contar con un adecuado control de las temperaturas cuando son transportados.

Preservar la cadena de frío es un proceso clave para asegurarnos de comer alimentos en buenas condiciones.

Preservar la cadena de frío es un proceso clave para asegurarnos de comer alimentos en buenas condiciones.

El pescado y el marisco merecen una especial atención a la hora de mantener la cadena de frío

Uno de los mayores errores que se cometen en este proceso consiste en descongelar más de una vez un alimento. Muchas personas lo llevan a cabo y no son conscientes del daño que esto puede ocasionar a su salud.

Muy a menudo, recurrimos a la congelación de los alimentos. Esto nos permite multiplicar el tiempo de conservación hasta prolongar su conservación semanas o meses. Y la idea es buena, siempre que no congelemos y descongelemos más de una vez.

Gracias a la congelación, inhibimos el crecimiento de los microorganismos. Pero estos vuelven a multiplicarse y proliferar en el momento de la descongelación. Por tanto, volver a conservar los alimentos por este método potencia su carga microbiana. Y no solo eso. También aumenta el número de patógenos presentes en el alimento.

Por si esto fuese poco, recongelar un alimento también presenta otros inconvenientes. Como hacerle perder su textura, disminuir sus nutrientes o restarle sabor. Pero si quieres hacerlo, hay un truco con el que nada de esto sucederá. Se trata de cocinar los alimentos antes de recongelarlos. En ese caso, los problemas no serán los mismos. Sobre todo porque las altas temperaturas de cocción o preparado habrán acabado con muchos de los patógenos presentes en el alimento.

Las Cámaras frigoríficas de PepeBar, una solución perfecta para la correcta refrigeración de los alimentos en tu negocio

A estas alturas, te habrás dado cuenta de lo importante que es contar con una correcta conservación de los alimentos. Especialmente si tienes un negocio y quieres garantizar la seguridad de tus clientes.

Para hacerlo, no solo debes conocer los principios de la cadena de frío que aquí te hemos comentado. Ni los tiempos recomendados de conservación de cada alimento que te hemos mostrado arriba. Además, deberás contar con el equipo necesario para hacerlo. Sobre todo si tienes un bar o restaurante.

Las Cámaras Frigoríficas de PepeBar.com te ofrecen soluciones tanto de refrigeración como de congelación. Gracias a sus diferentes medidas y características, permiten a todo tipo de negocios contar con las mejores medidas de conservación de alimentos. Y sus distintos precios, adaptados a diferentes bolsillos facilitan la inversión a hosteleros en uno de los recursos más valiosos y seguros con los que deben contar.

Además, en su página web cuentan con muchos otros artículos que cubren otras necesidades de conservación. Y resuelven tus dudas tanto a través de su teléfono como de su chat.

Esperamos que este post os haya sido de utilidad. Y que nos contéis cualquier duda que os haya surgido en materia de conservación de alimentos. En Hygiene Plus ayudamos a negocios a cumplir siempre con las condiciones sanitarias exigidas por el Ministerio de Sanidad.

¡Hasta el siguiente post!