La ola de calor de verano de este 2017 está siendo intensa en algunos puntos de nuestro país. La época estival ofrece muchas oportunidades de disfrute, como las piscinas de verano. Sin embargo, también deja algunos riesgos. Tanto en términos de salud como de higiene.

Seguid leyendo nuestro post y no solo encontraréis consejos que os permitirán protegeros del calor. También algunos importantes de higiene que merecen especial atención cuando se producen altas temperaturas.

Ola de calor de verano y riesgo en alimentos.

Ola de calor en Madrid

La subida de temperaturas viene acompañada de ecosistemas más favorables para la proliferación de bacterias y deterioro de los alimentos. En épocas de calor es más importante que nunca no dejar los alimentos que lo necesitan fuera del frigorífico. Según la subida de temperatura que alcance, las bacterias pueden llegar a multiplicar por dos su número cada veinte o treinta minutos.

También debemos tener cuidado a la hora de descongelar alimentos. Cuando se produce una ola de calor, los riesgos de ruptura de la cadena de frío también aumentan. Y los tiempos de descongelación resultan más difíciles de controlar. Os recordamos que una vez descongelado un alimento, no puede volver a congelarse, por lo que las propiedades de conservación con las que antes contaba se pierden.

Calor, hidratación y otros consejos

Agua para combatir la ola de calor

Beber mucho agua es un factor clave de protección ante las altas temperaturas. La recomendación de ingesta de agua en condiciones de normales está entre los dos litros y los dos y medio. Cuando se produce una ola de calor de verano, se recomienda aumentar la cantidad. Especialmente si se está haciendo algún tipo de actividad en el que la sudoración aumente de forma considerable.

Las comidas copiosas y contundentes también deben evitarse. Siendo sustituidas por verduras, frutas y otros alimentos que contengan agua y permitan una digestión ligera. El tomate, la sandía y el pepino cuentan con propiedades especialmente valiosas que los convertirán en tus aliados perfectos para afrontar las altas temperaturas.

Ola de calor: cómo surfear transpiraciones y hongos

Ola y ola de calor

El pie de atleta es uno de los hongos más contraídos en la época estival. La razón no es solo que estamos en contacto con distintas superficies con el pie desnudo. El calor y la humedad juegan un importante papel en la aparición de este organismo causante de infecciones micóticas.

Pero los pies no son el único lugar de aparición de los hongos. Partes del cuerpo, como las axilas y otros lugares íntimos son también foco de ataque de estos microorganismos. Por eso es importante que mantengamos estos lugares del cuerpo lo más secas posibles. Evitando ropa o calzado que no transpire adecuadamente y que genere acumulación de sudor. Las fibras más ligeras y naturales y el calzado que cubra el pie lo menos posible, dejándolo transpirar, es lo más recomendado para disfrutar de un verano sin hongos.

 

También te interesará:

Listas de piscinas municipales de verano 2017 en Madrid y consejos de higiene

Consejos de higiene en las piscinas

Higiene personal en la piscina del gimnasio

La higiene en los alimentos