La otitis y su prevención en verano forman parte de las habituales preocupaciones de padres en la época estival. Esta infección, capaz de producir un fuerte dolor de oído, es contraída habitualmente en piscinas. Convirtiéndose en ocasiones en un verdadero quebradero de cabeza para quien la padece.

Son varios los factores que propician una infección por otitis tanto en niños como en adultos. Y, aunque algunos de ellos no están necesariamente ligados al verano, estudios indican que el 84% de los casos de otitis se producen en los meses que van de junio a septiembre.

En esta entrada de blog vamos a hablarte de los dos tipos de otitis más comunes, la otitis media y la otitis externa.  De por qué se produce la infección de oído que da lugar a estas patología y mucha otra información que puede serte muy útil. Sobre todo si tienes niños.

Prepárate para el chapuzón de información. Prevenir siempre es mejor que curar y la mejor prevención empieza por estar informado. A continuación te contamos lo más importante que debes conocer sobre la otitis y su prevención en verano.

Qué es la otitis

La otitis y cómo se contrae

El número de casos de otitis en verano alcanza el 84% del total según algunos estudios

La otitis es una patología de origen bacteriano o vírico. Produce inflamación en el oído, y puede ser externa, interna o media. Ésta última es la más habitual, y suele reaparecer sobre todo cuando se trata de niños.

Como toda infección, está producida por virus o bacterias. Siendo habitual encontrar distintos tipos de patógenos en el lugar de la infección. En el caso de la otitis media aguda, suelen aparecer bacterias como el  Streptococcus pneumoniae. Cuando se trata de la otitis externa, el Staphilococcus aureus.

En todos los casos, la otitis es incómoda y dolorosa. Pudiendo en ocasiones complicarse y dar lugar a fiebres, vómitos e incluso acúfenos. Si no es tratada correctamente, puede producirse una otitis aguda, cronificarse y generar daños en el tímpano. Aunque no es lo habitual.

Otitis externa u oído de nadador

La otitis externa es conocida también como oído de nadador

Los hongos y otras bacterias facilitan la infección del oído 

Es el caso más habitual de otitis en niños. Y también el que se produce más a menudo en verano. El nombre de oído de nadador no es arbitrario, y remite precisamente al tiempo que los pequeños pasan en el agua de las piscinas.

Las causas de esta infección vienen a menudo por la humedad que se acumula en el oído. Cuando esto ocurre, éste se irrita y su piel se abre. Permitiendo la entrada a hongos y bacterias, huéspedes habituales de las piscinas públicas.

Los síntomas frecuentes de la otitis externa son el enrojecimiento del oído externo. Así como la sensación de taponamiento e hinchazón. Cuando la infección ha avanzado, puede darse también una supuración de líquido que se torna cada vez más amarillento y opaco.

Aunque en internet circulan remedios caseros para el dolor de oídos, os recomendamos acudir a un médico en caso de padecer esta infección. Su tratamiento es sencillo, pero debe tomarse en serio y tener el seguimiento de un profesional.

Otitis media

Este tipo de otitis se localiza en el oído medio. A menudo, está relacionada con infecciones del aparato respiratorio, resfriados o alergias. Es un caso más habitual de otitis en adultos.

La infección se produce por la acumulación de líquido al bloquearse la trompa de eustaquio. Además de los dolores que esto produce, el tímpano puede perder capacidad de vibración. Disminuyendo la audición de forma temporal.

La otitis media tiene tratamiento, al igual que el oído de nadador. Si el bloqueo de la trompa es muy leve, puede desaparecer incluso sin el uso de medicamentos. Cuando presenta mayor gravedad, los antibióticos son el remedio más habitual y efectivo.

Algunos de los síntomas de esta dolencia no se presentan en el oído. Por lo que es importante prestar atención a otros indicadores, como los vómitos, naúseas o sensación de malestar general. El dolor de oídos siempre acompañará este tipo de síntomas cuando se trata de una otitis.

Otitis en niños

la otitis en niños en verano

Cuando hablamos de otitis y su prevención en verano pensamos sobre todo en niños. El sistema inmunológico de los más pequeños no está completamente desarrollado. Y las piscinas y playas son un lugar que disfrutarán y en el que pasarán mucho tiempo en esta época del año.

A continuación, te dejamos 5 consejos para que lleves contigo a la playa y la piscina. Y puedas utilizarlos para proteger a los tuyos de una de las infecciones más comunes que se producen en verano. Aquí van:

  • Seca bien sus oídos cuando salgan del agua: La principal causa de otitis es la humedad. Por ello, es muy importante que seques sus oídos con la punta de una toalla limpia. Volteando su cabeza hacia un lado para que el agua caiga y no se acumule.
  • No uses bastoncillos u objetos punzantes para limpiar sus oídos: Al contrario de lo que se cree, utilizar este tipo de elementos facilita el taponamiento. Restringe el uso de bastoncillos higiénicos solo a la parte completamente externa del oído.
  • Chicles para los viajes largos: Si vais a viajar en coche o en avión, dales un chicle para que lo mastiquen. Y hazlo especialmente si vuelas en el momento de despegue o aterrizaje.
  • Ponles tapones o gorros: Sobre todo si son propensos a este tipo de infecciones. De esta manera, reducirás las probabilidades de entrada de agua y humedad, causas directas de la otitis.
  • Asegúrate de que el agua en el que van a bañarse está limpia: Todas las piscinas publicas están obligadas a cumplir con los protocolos de higiene y limpieza de su agua. Pero no todas las playas tienen el mismo nivel de salubridad. Ten esto en cuenta y no dejes que sumerjan la cabeza en aguas que no te generan confianza.

Otitis y su prevención en verano: uno de los muchos posts sobre higiene que podrás leer en nuestro blog

Desde Hygiene Plus, compartimos contigo información y conocimiento valioso en materia de higiene y limpieza. Nuestros posts están escritos con la supervisión de biólogos expertos. Y han sido redactadas para responder a las dudas más importantes de dueños de negocios y usuarios de establecimientos.

Si has disfrutado de este post sobre otitis y su prevención en verano, pregúntanos cualquier duda sobre este tipo de infección en la sección de comentarios. O sobre cualquier otro de los contenidos que tratamos. Estamos comprometidos con la higiene y hacemos día a día que cada vez esté más presente en establecimientos gracias a nuestro Certificado H+.

¡Hasta el próximo post!